A quien afectan las Plusvalías

A quien afectan las Plusvalías
A quien afectan las Plusvalías

A quien afectan las Plusvalías

Jueves 5 de octubre – 2017

A propósito del debate en el último Pleno municipal sobre la Plusvalía y de cara al próximo debate sobre las Ordenanzas Fiscales para el 2018, que se dará en los próximos días, cabría hacer varias matizaciones.

La Plusvalía es un impuesto que grava el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana objeto en el caso de transmisiones a título oneroso –compraventas- y en transmisiones a título lucrativo –herencias-.

Recordemos que este impuesto pretende recuperar parte de las “plusvalías”, es decir, el aumento del valor de una cosa, especialmente un bien inmueble, por circunstancias extrínsecas e independientes de cualquier mejora realizada en ella, que se apropian quienes venden o heredan su vivienda.

Esta plusvalía es generada por las mejoras en las infraestructuras y servicios municipales, que pagamos entre todos y todas, es decir, grava parte del enriquecimiento especulativo y por lo tanto, entendemos que este es un impuesto que deberá, como muchos otros,  revisarse de cara al próximo debate de las Ordenanzas Fiscales, con el objetivo de hacerlo más justo y progresivo, pero en ningún caso eliminarlo.

En 2016 propusimos que aumentaran las bonificaciones en el caso de herencias de viviendas de bajo valor catastral y que en el resto -de herencias- se tuviera en cuenta la renta de quien hereda. Pero el Partido Popular aprovechó para aumentar la bonificación en herencias de alto valor catastral y bajó el tipo general del 30 al 29% para todas las transmisiones, indistintamente de las renta, haciendo injusto y regresivo el impuesto.

También propusimos eliminar  el requisito de convivencia, para que se pudiese acceder a las bonificaciones de hasta el 95% en el caso de las herencias y no tener que encontrarnos ante casos de personas herederas que tienen que endeudarse o rechazar la herencia por no poder afrontar los pagos de Plusvalía, en viviendas de valores que no superan los 100.000 euros.

Es un mandato de la Constitución -artículo 31- que “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica…” y por esto abogaremos –como ya hicimos en años anteriores- en la próxima revisión de los impuestos municipales, buscando para nuestra ciudad una fiscalidad más justa y progresiva.

Lo importante no es subir o bajar los impuestos, sino a quien le afectan, en este caso, la Plusvalía, que en Málaga continúa afectando más a quien menos tiene.

Comparte: