Unidas Podemos demanda un tope salarial y control de pluses a los cargos directivos municipales

Unidas Podemos demanda un tope salarial y control de pluses a los cargos directivos municipales
Unidas Podemos demanda un tope salarial y control de pluses a los cargos directivos municipales

Unidas Podemos demanda un tope salarial y control de pluses a los cargos directivos municipales

La confluencia de Podemos e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga persigue, a través de una moción presentada ante la Comisión de Economía y Hacienda, que se fije un límite salarial para que nadie del personal de confianza, directivos y gerentes de organismo autónomos, consorcios y fundaciones, los 78 cargos a los que denominamos como ‘Los Hombres de Paco’, y que cuestan más de 5 millones de euros, cobre más que el alcalde.

El concejal de la confluencia, Nico Sguiglia, explica que “cuando se trata de un servicio público, es intolerable que haya cargos de confianza que superen los 100.000 euros y ganen 20.000 euros más que el alcalde, sin que estén sometidos a un control de transparencia”, a la vez que considera que “estas contrataciones responden más a los criterios de una agencia de colocación que a las necesidades del Ayuntamiento. No hay una medida objetiva de la eficiencia, de modo que tenemos una directora general de Movilidad que percibe más de 82.000 euros anuales y que no ha sido capaz de consensuar con la vecindad un modelo sobre la zona azul y que ha levantado un polvorín con su imposibilidad para negociar una ordenanza de movilidad con los colectivos ciclistas. Un director general de Innovación y Digitalización Urbana que también supera los 80.000 euros y, sin embargo, las reuniones telemáticas del Ayuntamiento se cuelgan y se retrasan constantemente. Hay otros que ni siquiera sabemos a qué se dedican, como el asesor de Alcaldía en Acción Exterior, con 60.000 euros al año u otro asesor de Alcaldía para Estrategias de Desarrollo, cuando los terrenos de La Térmica todo indica que se los va a llevar la Universidad Católica de Murcia, al frente de la cual está un señor que dice que las vacunas de la Covid son una estrategia para implantarnos un microchip”.

Sguiglia destaca el “la sinrazón del caso de la fundación Palacio de Villalón, que gestiona el Museo Thyssen, con dos altos cargos que perciben más de 80.000 euros y que han cobrado este año 14.200 euros en pluses de productividad, a pesar de que en 2020 el número de visitantes cayó en un 57%. Nos preguntamos quién mide y quién valora estos pluses. Nuestra ciudad está pasando una crisis histórica y cada euro público tiene que mirarse con lupa, más todavía cuando se dice que ya no se pueden aumentar las políticas sociales y se están pagando sueldos galácticos y pluses indiscriminados”.

La concejala portavoz de Unidas Podemos, Paqui Macías, recuerda que “siempre hemos priorizado la austeridad por arriba, priorizando el gasto público en políticas que lleguen a la gente de abajo. Al principio de la Corporación fuimos el único grupo en votar en contra de la subida del sueldo de los concejales, a lo largo de este mandado hemos propuesto reducir el número de cargos de confianza en un 50% y también propusimos reducirnos el salario a la corporación municipal en un 20% cuando estábamos pasando los peores momentos de la pandemia. Sin embargo, el equipo de gobierno del PP y Ciudadanos tiene muchos cargos de confianza y con sueldos que cuestan muy caros a la ciudadanía”.

De forma gráfica Macías expone que “el salario medio de un hombre en Málaga se sitúa en 19.300 euros y el de una mujer, con la brecha de género, es de 15.100 euros anuales, sin embargo, los gerentes de las empresas públicas superan los 100.000 euros anuales, la diferencia es desorbitada y no está en consonancia con la realidad que vivimos, es un derroche al que hay que ponerle freno”.


Comparte